Moniciones para la Misa
Para participar activa y concientemente en la Eucaristía

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (66) Sindicar categoría
Homilías (5) Sindicar categoría
Moniciones (101) Sindicar categoría
Reflexiones (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2008 (3)
Abril 2008 (1)
Febrero 2008 (1)
Enero 2008 (7)
Diciembre 2007 (8)
Noviembre 2007 (8)
Octubre 2007 (21)
Septiembre 2007 (11)
Agosto 2007 (18)
Julio 2007 (3)
Junio 2007 (6)
Mayo 2007 (5)
Abril 2007 (5)
Marzo 2007 (7)
Febrero 2007 (3)
Enero 2007 (9)
Diciembre 2006 (17)
Noviembre 2006 (8)
Octubre 2006 (16)
Septiembre 2006 (11)
Agosto 2006 (9)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
eGrupos
ZoomBlog
 

Moniciones: Santos, Difuntos y XXXI Domingo

Moniciones para a Misa

Por Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

 

Fiesta de los santos y santas de Dios

 1 de noviembre de 2005

 

Entrada:

Hoy, 1ro de noviembre, nos hemos reunidos para celebrar la solemnidad de Todos los Santos.  Con mucha alegría recordamos a todos aquellos hermanos y hermanas que nos han precedido en el camino de la fe y que ahora gozan de la plenitud de la vida con el Padre Celestial y con Jesús resucitado.  Animados por el ejemplo de vida y la intercesión de todos los santos caminemos con la esperanza de conseguir nosotros también la santidad.

 

Primera lectura: Apocalipsis 7, 2-4.9-14 (Triunfo de la multitud de los elegidos)

Hoy en el texto evangélico escucharemos las bienaventuranzas, el programa de felicidad que nos propone el Maestro.  Presten mucha atención a esta primera lectura, en ella contemplaremos la imagen del libro del Apocalipsis que describe la plenitud de los que han conseguido esa bienaventuranza para siempre.

 

Segunda lectura: I de Juan 3, 1-3  (Veremos a Dios tal cual es)

Vamos a escuchar la segunda lectura, San Juan en su primera carta resume muy bien en qué consiste la esperanza cristiana: todos los bautizados somos ya, aquí y ahora, hijos de Dios, pero todavía con limitaciones, tenemos la esperanza de llegar a serlo un día en plenitud.

 

Tercera lectura: Mateo 5, 1-12a (Las bienaventuranzas)  

San santos quienes recorren el itinerario universal de santidad que señalan las bienaventuranzas.  Las vamos a escuchar ahora.  Los santos hicieron realidad en su vida el programa del reino de Dios que las bienaventuranzas contienen para todos.  La santidad no es una competencia olímpica para romper marcas anteriores, sino un caminar al paso cotidiano, conducido por el Espíritu que nos transforma en imagen de Cristo, si nosotros colaboramos.

 

Oración de los fieles

A cada petición contestaremos: “Escúchanos, Padre”

 

Por la Iglesia de Dios, para que sea la sal de la tierra y la luz del mundo, y dé testimonio de la vida nueva que nos viene por Cristo Jesús.  Roguemos al Señor

Por los hombres y mujeres, para que la propuesta del Evangelio nos ayude a encontrar la felicidad auténtica.  Roguemos al Señor

Oremos hoy especialmente por nuestros difuntos: amigos y familiares, para que gocen para siempre de la plenitud de la vida con Dios.  Roguemos al Señor

Por cada uno de nosotros, los aquí reunidos, para que, con todos los santos y santas de Dios, avancemos por el camino de la fe para conseguir con ellos la felicidad eterna.  Roguemos al Señor

 

Exhortación Final

                                     

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación

bendecirte, Dios santo, uno y trino, con todos tus santos,

porque nos concedes celebrar hoy la gloria de la asamblea festiva

de todos los bienaventurados en la patria definitiva del cielo.

 

Hacia ella, aunque peregrinos y forastero en país extraño,

nos encaminamos alegres, guiados por la fe y por la esperanza,

y gozosos por la gloria de los mejores hijos de tu Iglesia,

los santos, nuestros hermanos, en quienes encontramos ejemplo

de vida cristiana que imitar y ayuda para nuestra debilidad.

 

Por eso, unidos a todos los santos y al coro de los ángeles,

te glorificamos repitiendo sin cesar: santo, santo, santo.

 

Amén

 

 (Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 636)

Formato para imprimir

 

En Scalando queremos evangelizar desde la red y es nuestro interés llevarles mensajes positivos a nuestros visitantes, evangelizar y dar a conocer nuestra congregación religiosa, fundada por San Alfonso.  Con ese fin nos hemos propuesto publicar la historia de nuestro peregrinaje: http://www.scalando.com/Historia.htm

Acumulando Sabiduría, una sección para publicar mensajes que nos ayuden a reflexionar.  Los mensajes que estaremos publicando aquí son mensajes escritos y producidos por nosotros y mensajes generales, indicando su autor, si lo tiene, de lo contrario se dirá anónimo o desconocido. http://www.scalando.com/Sabiduria.htm

 

Conmemoración de todos los fieles difuntos

2 de noviembre de 2005

 

Entrada:

 

La Iglesia conmemora hoy a los fieles difuntos, a todos los nos que han precedido en este mundo y los cuales –esa es nuestra esperanza—viven felices hoy en la Casa del Padre. Parece oportuno dedicar esta asamblea litúrgica a nuestros mayores y así desde hace muchos años, el Abad san Odilón, de Cluny, en el año 998, prescribió que todos los monasterios de la orden, celebrarán un día después de la Solemnidad de Todos los Santos, una memoria general por todos los difuntos. Ya, en el siglo XIV, el Papa admitió esta celebración para toda la Iglesia. Ese es el origen de la conmemoración de esta fiesta.

 

 

Primera lectura: Job 19,21.23-27a

 

La primera lectura, sacada del Libro de Job, es un anticipo profético de la Resurrección gloriosa de Cristo y de la que, un día, nos beneficiará a todos. Anuncia Job la resurrección desde la destrucción biológica del cuerpo mortal.  Escuchemos.

Segunda lectura: Fl 3, 20-21

 

La segunda lectura de hoy procede de la carta del Apóstol san Pablo a los Filipenses. Nos recuerda que un día tendremos nuestro cuerpo inmortal y glorificado, gracias a la promesa y fuerza que Cristo tiene. Nuestra esperanza está en esa vida futura que esperamos.  Pongan mucha atención a este mensaje.

 

Tercera lectura: Mc 15, 33-39;16, 1-6

 

El evangelio de Marcos que escuchamos hoy nos narra el episodio terrible de la muerte de Jesús en la Cruz. Y él, como es igual a nosotros en todo, pues murió, como moriremos todos nosotros. Pero a los tres días resucitó. Y esa resurrección es nuestro camino también. La muerte es solo un paso a la vida eterna. Y Jesús se sometió a ella para salvarnos a todos. Su muerte y resurrección nos transformará a todos.  Les invito para que se pongan de pie para que cantemos el Aleluya.


Oración Universal

 

Por todo el pueblo cristiano: para que la unidad y la caridad mutua reinen en la comunidad cristiana universal.  Roguemos al Señor…

 

Por todas las naciones y sus habitantes: para que puedan servir mejor a Dios Padre todopoderoso en la paz, en la justicia y en la prosperidad temporal. Roguemos al Señor…

 

Por nuestros difuntos: para que el Señor les de el descanso eterno, los reciba en su reino y los corone de gloria. Roguemos al Señor…

 

Por todos nosotros los que participamos de esta Eucaristía: para que abramos nuestras manos y nuestros corazones y ayudemos fraternamente a los demás. Roguemos al Señor…

 

Exhortación Final

                                     

Hoy te bendice nuestro corazón, Padre, Dios de la vida,

Porque en Cristo Jesús, vencedor del pecado y de la muerte,

Vemos que el fin de nuestro camino es la vida contigo.

En Jesús radica nuestra esperanza de vida sin término,

Porque es resurrección y vida para todo el que cree en Él.

 

Así la vida de los que creemos en ti, Señor, no termina,

Se transforma y al deshacerse nuestra morada terrenal,

Adquirimos otra mansión eterna para vivir siempre a tu lado.

¡Bendito seas, Señor! Haz que nuestro contacto con Cristo

Por su palabra, por la fe y por los sacramentos, despierte

Tu gesto creador que da vida al hombre para siempre.

 

Amén

 

 (Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 639)

Formato para imprimir

 

 

En Scalando queremos evangelizar desde la red y es nuestro interés llevarles mensajes positivos a nuestros visitantes, evangelizar y dar a conocer nuestra congregación religiosa, fundada por San Alfonso.  Con ese fin nos hemos propuesto publicar la historia de nuestro peregrinaje: http://www.scalando.com/Historia.htm

Acumulando Sabiduría, una sección para publicar mensajes que nos ayuden a reflexionar.  Los mensajes que estaremos publicando aquí son mensajes escritos y producidos por nosotros y mensajes generales, indicando su autor, si lo tiene, de lo contrario se dirá anónimo o desconocido. http://www.scalando.com/Sabiduria.htm

Tiempo Ordinario

 

Trigésimo Primer Domingo – Ciclo B

5 de noviembre de 2006

 

Monición de entrada

 

Hermanos y hermanas en Cristo, el Evangelio y la primera lectura de hoy resaltan el amor como esencia de la religión.  Amor que no es solamente a Dios, sino también al prójimo.  Por estar basado en el amor resulta ser el cristianismo una religión positiva por excelencia, la religión optimista del sí al ser humano, al mundo y a la vida.  Empecemos esta Liturgia entonando el canto de entrada.

 

Primera lectura: Dt 6, 2-6 (Amarás al Señor, tu Dios, con todo el corazón)

 

Israel está entrando en la tierra prometida y por eso debe responder con la mayor fidelidad cumpliendo los mandamientos de Dios.  Además de amar a Dios y al prójimo con todo su ser, el israelita profesa su fe diariamente en la oración en la cual proclama que Dios es uno.  Escuchen este mensaje tomado del Deuteronomio.

Segunda lectura: Hb 7, 23-28 (Jesús tiene un sacerdocio que no pasa)

 

Nos encontramos en la culminación de la doctrina central de la carta a los hebreos, donde  Compara el sacerdocio de Cristo con el de la antigua ley.  El sacerdocio de Cristo es capaz de salvar a los que por él se dirigen a Dios.  Pongan atención a este mensaje consolador en que nos revela la intercesión permanente de Cristo por nosotros ante el Padre.

 

Tercera lectura: Mc 12, 28-34 (No hay mandamiento mayor que éstos)

 

El Evangelio de este domingo relata el encuentro y diálogo de un letrado de la ley judía con Jesús, que se encuentra en Jerusalén.  El letrado pregunta a Jesús  cuál mandamiento es el primero de todos.  Jesús le responde citando un texto del Deuteronomio y añade el segundo mandato: “Amarás al prójimo como a ti mismo”.  No hay mandamiento más importante.  Les invito a que se pongan de pie para que cantemos el Aleluya.

 

Oración Universal

 

1.    Por todo el pueblo cristiano: para que la unidad y la caridad mutua reinen en la comunidad cristiana universal.  Roguemos al Señor.

 

2.    Por todas las naciones y sus habitantes: para que puedan servir mejor a Dios Padre todopoderoso en la paz, en la justicia y en la prosperidad temporal. Roguemos al Señor.

 

3.    Por nuestros difuntos: para que el Señor les dé el descanso eterno, los reciba en su reino y los corone de gloria. Roguemos al Señor.

 

4.    Por todos nosotros los que participamos de esta Eucaristía: para que abramos nuestras manos y nuestros corazones y ayudemos fraternamente a los demás. Roguemos al Señor.

 

5.    Por un aumento en las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.

 

 

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra Cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 397)

 

Te bendecimos, Padre, porque Jesús nos resume toda tu ley

en un solo mandamiento, centrado en el amor a ti y al prójimo.

Gracias también porque tu Espíritu nos permite amarte como hijos

y abrirnos al hermano, completando el círculo del amor en Cristo.

 

Te reconocemos, Señor, como nuestro verdadero y único Dios

a quien debemos amar y servir con todo el ser, alma y corazón.

Y queremos también cumplir el mandato y testamento de Jesús:

ámense unos a otros como yo los he amado; así serán mis discípulos.

 

Ayúdanos, Señor a abandonar los ídolos de nuestro egoísmo

para centrarnos en el mandamiento principal y primero, porque

amarte a ti y al prójimo es cumplir tu ley enteramente.

 

 

Amén.

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Una meditación para cada día del mes http://www.scalando.com/meditaciones.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Homilía para hoy

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

Publicado por monicion el 31 de Octubre, 2006, 17:22 Comentarios 24 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com