Moniciones para la Misa
Para participar activa y concientemente en la Eucaristía

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (66) Sindicar categoría
Homilías (5) Sindicar categoría
Moniciones (101) Sindicar categoría
Reflexiones (5) Sindicar categoría
Archivo
Mayo 2008 (3)
Abril 2008 (1)
Febrero 2008 (1)
Enero 2008 (7)
Diciembre 2007 (8)
Noviembre 2007 (8)
Octubre 2007 (21)
Septiembre 2007 (11)
Agosto 2007 (18)
Julio 2007 (3)
Junio 2007 (6)
Mayo 2007 (5)
Abril 2007 (5)
Marzo 2007 (7)
Febrero 2007 (3)
Enero 2007 (9)
Diciembre 2006 (17)
Noviembre 2006 (8)
Octubre 2006 (16)
Septiembre 2006 (11)
Agosto 2006 (9)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
eGrupos
ZoomBlog
 

Moniciones para la fiesta de la Exaltación de de la Santa Cruz

Moniciones para a Misa

Por Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

 

Exaltación de la Santa Cruz

14 de septiembre de 2006

Monición de entrada

 

La tradición litúrgica nos dice que la fiesta de hoy se celebraba en Jerusalén ya en siglo V.  Su título contiene la finalidad de la misma: enaltecer y glorificar la cruz de Cristo.  Porque la cruz, señal del discípulo de Jesús, no es signo de muerte sino de vida, como expresa el simbolismo de la serpiente de bronce en el desierto; no de infamia y derrota sino de salvación y victoria; no de masoquismo sino de amor.

 

Primera lectura: Núm 21, 4-9 (La serpiente de bronce en el desierto)

 

Escucharemos ahora un texto muy interesante, tomado del libro del los Números.  El relato surge de la conjugación de varios elementos.  El primero es el dato real de las serpientes venenosas existentes en la región; el segundo es la creencia en virtudes curativas de la serpiente; y el tercero es un ídolo en forma de serpiente de bronce que había en el templo de Jerusalén.  Escuchen.

 

Segunda lectura: Fil 2: 6-11 (Se despojó de su rango; por eso Dios lo exaltó)

La segunda lectura está tomada de la carta de san Pablo a los filipenses.  Pablo empieza exhortando a los dirigentes de la comunidad de Filipos, que ya empieza a sentir la tentación del mando.  Para ello les propone el ejemplo de Cristo, y compone un bellísimo himno que servirá siempre como eje de cualquier construcción cristológica y eclesiológica.  Presten atención.

 

Tercera lectura: Jn 3: 13-17 (Tiene que ser levantado el Hijo del hombre)

Como vimos en la primera lectura, la serpiente levantada por Moisés fue “señal de salud”.  Esta acción de Moisés y la “señal de salud” adquiere su sentido pleno y total en Cristo Jesús: mirando y creyendo en Jesús, en los distintos niveles que la elevación implica –crucifixión-resurrección-exaltación-, se alcanza la salud, la vida en plenitud, la vida eterna.  Escucharemos esta interesante narración, pero antes entonemos el aleluya.

 

          Oración de los fieles

A cada invocación respondan, por favor: “Escúchanos, Señor, y ten piedad

1.   Tú fuiste levantado sobre la tierra.  Atrae hacia ti los corazones de todos, Roguemos al Señor.

2.   Tú fuiste clavado en la cruz.  Da a todos los oprimidos la libertad la libertad verdadera, Roguemos al Señor.

3.   Tú derramaste tu sangre.  Cura las heridas de todos los que sufren, Roguemos al Señor.

4.   Tú entregaste tu espíritu.  Concede el don de tu Espíritu a todos los que creen en ti, Roguemos al Señor.

5.   Tú, traspasado por la lanza, eres manantial de agua viva.  Purifica y renueva a tu Iglesia, Roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada domingo, San Pablo, España, 1993, p. 633)

Te bendecimos, Señor, Padre santo, porque has puesto

La salvación del género humano en el árbol de la cruz, para que,

Donde tuvo origen la muerte, de allí resurgiera la vida.

Y el que venció en un árbol fuera en otro árbol vencido

Por Jesucristo, tu Hijo y nuestro Señor y Salvador.

 

Es la cruz de Cristo donde tú, Padre, demuestras tu amor

Hacia nosotros, pues no hay mayor prueba de amor que dar la vida.

Así la cruz es semilla de liberación en el corazón del que ama.

 

No permitas, Señor, que nos gloriemos si no es en la cruz

De nuestro Señor Jesucristo, en la cual el mundo con sus pasiones

Está crucificado para nosotros, y nosotros para el mundo.

Amén.

 

Preguntas, comentarios y agradecimiento a: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

Una meditación para cada día del mes http://www.scalando.com/meditaciones.htm

Moniciones para la Misa diaria: http://www.scalando.com/moniciones/diarias/index.htm  con la firme determinación de te guste este servicio, el cual entregamos en tu computadora

Grupos de interés: http://www.egrupos.net/grupo/scalando; http://www.egrupos.net/grupo/moniciones; http://blogs.vivito.net/blog/scalando463

Publicado por monicion el 11 de Septiembre, 2006, 0:04 Comentarios 21 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com